Regina Angelorum

Bellísima aparecía la Reina de los Ángeles para su Besamanos para la Festividad de la Inmaculada, ataviada con saya burdeos bordada en oro con diseño de Fray Ricardo de Córdoba al igual el manto de salida que lucía la Señor en color azul pavo bordado en oro.

En esta ocasión la Virgen aparecía sin el acompañamiento del discípulo amado, sobre su peana de plata con el Arcángel San Miguel en la capilla central de la peana. Sobre sus sienes, una de las numerosas coronas que posee la Imágen en su ajuar, en esta ocasión en concreto la de plata sobredorada.

Escolataba a la Reina de los Ángeles, sendos centros de gladiolos blancos juntos con los fanales del paso de palio de la Señora, todo ello juntos a tres puntos de luz en cada lado sirviendo la bambalina frontal de palio como dosel.

Os dejo algunas fotografías del acto, espero que os gusten.

Deja un comentario